¿Qué es?

 La sepsis es una enfermedad grave que se produce cuando el cuerpo tiene una respuesta inflamatoria sistémica (SIRS, por sus siglas en inglés) a una infección. La SIRS puede ser causada por bacterias, virus, hongos o parásitos. La sepsis se produce cuando la SIRS no se controla adecuadamente y causa daño en los tejidos y órganos del cuerpo. Si la sepsis no se trata a tiempo, puede llevar a un choque séptico, una condición en la que la presión arterial baja peligrosamente y los órganos comienzan a fallar.

La sepsis es una enfermedad grave que afecta a millones de personas en todo el mundo. Cada año, se diagnostican más de 30 millones de casos de sepsis en todo el mundo, y se estima que más de 6 millones de personas mueren a causa de la enfermedad. La sepsis es más común en bebés y personas mayores, así como en personas con sistemas inmunitarios debilitados, como pacientes con VIH/SIDA o cáncer.

¿Sìntomas?

Los síntomas de la sepsis incluyen fiebre, escalofríos, presión arterial baja, dificultad para respirar, confusión, taquicardia y sudoración excesiva. Estos síntomas pueden ser similares a los de otras enfermedades, lo que hace que el diagnóstico de la sepsis sea difícil.

¿Tratamiento?

El tratamiento de la sepsis depende de la causa de la infección. Los antibióticos son la forma más común de tratamiento para la sepsis bacteriana. La sepsis también puede requerir hospitalización y apoyo de órganos si la presión arterial cae peligrosamente bajo. En casos graves, la cirugía puede ser necesaria para drenar el líquido infectado o eliminar el tejido muerto.

¿Prevención?

La sepsis se puede prevenir evitando infecciones y tratándolas rápidamente. Algunas formas de prevenir la sepsis incluyen lavarse las manos regularmente, vacunarse contra enfermedades infecciosas y tratar las infecciones tan pronto como se presenten. También es importante tratar las enfermedades subyacentes que pueden debilitar el sistema inmunológico, como la diabetes o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Conclusión

En conclusión, la sepsis es una enfermedad grave que afecta a millones de personas en todo el mundo y puede ser mortal si no se trata a tiempo. Es importante conocer los síntomas de la sepsis y buscar tratamiento médico de inmediato si se sospecha que se tiene la enfermedad. También es fundamental prevenir la sepsis evitando infecciones y tratándolas rápidamente.

¿Qué soluciones ofrece Kabla?

Procalcitonina – Artron

Inmunoensayo de flujo lateral de un solo paso, que brinda resultados semicuantitativos en 30 minutos para la detección de procalcitonina

Prueba RAMP® Procalcitonina

Es una prueba de inmunofluorescencia rápida, precisa y cuantitativa para la cuantificación de la proteína Procalcitonina

Prueba de PCT – Hubi-Quan

Brinda resultados altamente precisos y rápidos y funciona junto al Analizador Point of Care Hubi Quan Pro.

Humasis – HUBI-QUAN PRO

Está diseñado para proporcionar resultados cuantitativos rápidos para ensayos inmunocromatográficos de flujo lateral basados en membrana.

Sitios de Interès