Síndrome Metabólico

Algunas variables ejercen papeles relevantes en las posibilidades de que una persona padezca enfermedades cardiovasculares. Incluso como lo comentamos en este artículo que puedes visitar la medición del riesgo de contraer Enfermedades Cardiovasculares es una prioridad para todos.

Estas variables se califican como factores de riesgo. Algunos de estos factores de riesgos cardiovasculares se manifiestan juntos en algunas personas.

Esta conjunción de factores de riesgo se llama Síndrome Metabólico. El síndrome metabólico así mismo se conoce como Síndrome de Reaven, Síndrome de Resistencia a la Insulina o Síndrome Metabólico X.

Las personas que padecen síndrome metabólico cuentan una conjunción de estos factores de riesgo:

  • Obesidad central.
  • Diabetes.
  • Niveles altos de triglicéridos y niveles bajos de lipoproteínas de alta densidad.
  • Presión arterial alta.

Las personas que padecen síndrome metabólico tiene un riesgo elevado de sufrir un ataque al corazón o una enfermedad arterial coronaria.

Causas del Síndrome Metabólico

Los investigadores consideran que el síndrome metabólico es un padecimiento genético, dicho de otra manera, que se pasan en los genes de una familia, generación tras generación.

En las personas que sufren de padecimientos que se identifican por la resistencia a la insulina, como la diabetes y la hiperinsulinemia, son altas las posibilidades de sufrir síndrome metabólico.

La diabetes es una enfermedad en la que el organismo es incapaz de producir y responder apropiadamente a la hormona de la insulina. Incluso, la diabetes es la principal causa de enfermedad cardíaca tal como lo escribimos en este artículo, tal vez le interese leerlo.

La hiperinsulinemia es una enfermedad en la que se bombea abundante insulina a la corriente sanguínea.

Cuando existe demasiada insulina en la corriente sanguínea se incrementa el peligro de padecer un ataque cardíaco, porque la insulina:

  • Incrementa los niveles de triglicéridos.
  • Disminuye los niveles de lipoproteínas de alta densidad (HDL o colesterol bueno).
  • Se incrementan los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL o colesterol malo).
  • Hace más complicado que el organismo suprima las grasas de la sangre luego de ingerir los alimentos.
  • Incrementa la presión arterial.
  • Amplía el riesgo de que se desarrollen coágulos.

Síntomas del Síndrome Metabólico

Las personas que sufren síndrome metabólico extrañas veces manifiestan síntomas. No obstante, algunos indicios pueden conducir al médico a la detección del síndrome metabólico.

Los médicos pueden analizar los niveles de colesterol HDL y triglicéridos, la presión arterial y el peso de la persona, que son indicios de aviso del síndrome metabólico.

También se podrían llevar a cabo análisis sanguíneos para medir los niveles de glucosa e insulina en la sangre.

Tratamiento para el Síndrome Metabólico

El Puesto que el síndrome metabólico es un combinado de enfermedades, el tratamiento se empieza tratando las enfermedades subyacentes.

Por consiguiente, si la persona sufre diabetes, hiperinsulinemia, colesterol alto o presión arterial elevada, debe acudir al médico para tratar estas enfermedades.

Realizar ejercicio y bajar de peso son importantes para hacer mejor la sensibilidad a la insulina y disminuir la presión arterial y los niveles de colesterol.

En algunas veces, el síndrome metabólico se puede manejar con medicamentos, pero el doctor le solicitará a la persona que realice cambios en su estilo de vida, como consumir una alimentación apropiada, evitar comer dulces, dejar de fumar y beber menos alcohol.

Revista Diagnóstico Enfermedades Cardiometabólicas

Le invitamos a descargar nuestra revista exclusiva de Diagnóstico Rápido.

error: Contenido Protegido - Diagnóstico Oportuno