Infecciones de Transmisión Sexual

Diariamente, en todo el mundo, más de 1 millón de pacientes se infectan con alguna infección de transmisión sexual (ITS).  Las infecciones de clamidia, gonorrea, sífilis y tricomoniasis representan aproximadamente 374 millones de nuevas infecciones al año. Se estima que 491 millones de personas entre 15 y 49 años están infectadas por el virus del herpes simple tipo 2  (VHS-2).

El Virus del papiloma humano (VPH), que es la infección viral más común del mundo en el tracto reproductivo, afecta a la mayoría de hombres y mujeres sexualmente activos en algún momento en sus vidas. La prevalencia mundial del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y las infecciones por el virus de la hepatitis B (VHB), que pueden adquirirse por vía sexual, a través de sangre y otros fluidos corporales, y durante el parto, es de aproximadamente 38,4 millones y 296 millones, respectivamente.

Las ITS son amenazas para la salud sexual y reproductiva debido a las enfermedades asociadas, como enfermedad inflamatoria pélvica, infertilidad, complicaciones durante el embarazo y cáncer. Además, la resistencia a los antimicrobianos entre las ITS, se ha convertido en una crisis de salud pública mundial que exige un mejor manejo de los antimicrobianos y optimizar el tratamiento.

Infecciones de transmisión sexual

Las ITS se transmiten de una persona a otra principalmente por contacto sexual sin protección a través del tracto vaginal, sexo oral y anal. También se pueden transmitir mediante transfusión de sangre infectada y agujas compartidas para inyecciones de drogas y durante el embarazo, el parto y la lactancia materna.

La mayoría de los casos de ITS son asintomáticos. Sin embargo, cuando los signos o síntomas están presentes, incluyen secreción uretral o vaginal, úlceras genitales y dolor abdominal. Los síndromes causados por ITS se pueden clasificar en términos generales en infecciones inflamatorias e infecciones ulcerosas. 

Si no se diagnostican ni tratan, las ITS pueden infectar rápidamente a otras personas y causar complicaciones graves. La exploración física con frecuencia puede no ser exacta. Por lo tanto, el diagnóstico temprano y preciso de las ITS es crucial para el tratamiento y control de infecciones.

Las ITS son causadas por más de 30 patógenos

Las ITS son causadas por más de 30 patógenos, entre ellos bacterias, parásitos y virus. Ocho de estos patógenos son los más comunes y causan cuatro ITS curables y cuatro incurables.

Curables:

– La sífilis, la gonorrea y la clamidia son causadas por bacterias: Treponema pallidum, Neisseria gonorrhoeae y Chlamydia trachomatis, respectivamente.

– La tricomoniasis es causada por un parásito (Trichomonas vaginalis)

Cuatro infecciones virales incurables pero controlables son causadas por HSV, HPV, VIH y VHB

Las opciones de pruebas comunes para las ITS incluyen las siguientes técnicas:

  • Microscopía directa para buscar características patógenas.
  • Cultivo microbiano para identificar patógenos y comprobar su sensibilidad antimicrobiana
  • Detección de antígenos y/o anticuerpos, por ejemplo, detección rápida prueba de diagnóstico (RDT), inmunoensayo enzimático (EIA) y serología sanguínea
  • Diagnóstico molecular como la PCR y pruebas de amplificación (NAAT), para detectar la presencia de ADN o ARN patógeno

El valor clínico de las pruebas moleculares.

Cribado y detección de infecciones asintomáticas:

La mayoría de las ITS no presentan signos o síntomas específicos. Las pruebas de detección validadas y de diagnóstico molecular preciso son particularmente útiles para detectar infecciones asintomáticas.

  • Los ensayos de PCR, han mostrado mayor sensibilidad y especificidad que el cultivo, lo que permite una detección más precisa. 

Los métodos son particularmente útiles para microorganismos que son difíciles de cultivar en el laboratorio. La OMS recomienda realizar ensayos moleculares como NAAT para diferenciar diferentes patógenos en pacientes que presentan secreción uretral y úlceras genitales.

  • Detección de coinfecciones: Las coinfecciones son comunes en las ITS, con una proporción significativa de pacientes que albergan múltiples patógenos. La reacción en cadena de la polimerasa multiplex se puede utilizar pues es un método altamente sensible y rápido para la detección simultánea de ITS causadas por múltiples patógenos.

Kabla tiene disponibles para sus pacientes los siguientes pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual:

Infecciones de transmisión sexual

Viasure STD Enfermedades de Transmisión Sexual.

Permite la identificación y diferenciación de 7 bacterias con la mejor sensibilidad y especificidad:

Neisseria gonorrhoeae, Chlamydia trachomatis, Mycoplasma genitalium, Trichomonas vaginalis, Ureaplasma urealyticum, Ureaplasma parvum y/o Mycoplasma hominis.

Se realiza en muestras urogenitales, endocervicales y de orina procedentes de pacientes con signos y síntomas de enfermedad de transmisión sexual (ETS).

La muestra de orina es preferida por hacer la detección con un método NO INVASIVO.

Infecciones de transmisión sexual

Kit HPV GeneProof para la detección de HPV de Alto Riesgo en el Tamizaje de Cáncer Cervicouterino

Diseñado para la detección de los 24 tipos de virus del papiloma humano (VPH) de alto riesgo

Diferenciación de los tipos de VPH 16, 18 y 45 por medio de qPCR

Detección del VPH a través de la amplificación de una secuencia específica del ADN conservada en los genes E1/E2 y en medida del incremento de fluorescencia, a partir de muestras de exudados endocervicales y orina.

¿Qué es una prueba de VIH de cuarta generación?

Pueden detectar tanto anticuerpos contra el VIH como antígenos p24, mientras que las versiones anteriores solo detectan anticuerpos. Esto significa que las pruebas más nuevas pueden proporcionar un diagnóstico …

La OMS recomienda pruebas rápidas duales de VIH / sífilis para mujeres embarazadas

El nuevo resumen de políticas recomienda la detección del VIH y la sífilis mediante una única prueba para reducir la transmisión de la sífilis de madre a hijo, que se relaciona con 200,000 …

Iniciar con un tratamiento de VIH en salas de urgencias podría ser clave para acabar con la propagación mundial del VIH

En un estudio de incidencias llevado a cabo en Sudáfrica, los investigadores de Johns Hopkins Medicine dicen que cuentan con evidencia de que las salas de urgencias de hospitales en…