La insuficiencia pancreática exocrina (IPE) se caracteriza por la incapacidad del páncreas para digerir adecuadamente los nutrientes, debido a la insuficiente liberación, activación inadecuada o degradación prematura de las enzimas pancreáticas, así como a una interacción ineficiente entre las enzimas y los alimentos. Esta condición conduce a deficiencias en la ingesta calórica, proteica y vitamínica.

Las causas de la IPE pueden ser de origen pancreático o extrapancreático, siendo las más comunes las pancreatitis aguda y crónica, la fibrosis quística, los tumores pancreáticos, la diabetes y diversas condiciones quirúrgicas. Los síntomas clásicos incluyen esteatorrea y pérdida de peso, pero también pueden manifestarse como distensión abdominal, meteorismo, dolor y, en ocasiones, pueden ser asintomáticos, detectándose únicamente a través de análisis de laboratorio.

En la actualidad, contamos con varias herramientas diagnósticas para detectar y evaluar la IPE, con el fin de prevenir y tratar las deficiencias nutricionales que pueden aumentar el riesgo de complicaciones graves como eventos cardiovasculares, infecciones y fracturas óseas. Aunque el método estándar para diagnosticar la malabsorción de grasa es la cuantificación de grasa en heces, este no se usa con frecuencia debido a dificultades prácticas.

En la práctica clínica, la determinación de elastasa fecal se considera el método preferido debido a su simplicidad y disponibilidad. Este examen evalúa la función pancreática, siendo especialmente útil en casos de pancreatitis crónica. Un nivel bajo de elastasa fecal sugiere una alta probabilidad de IPE. Valores entre 100 µg/g y 200 µg/g pueden requerir evaluaciones adicionales para confirmar el diagnóstico, especialmente en presencia de diarrea acuosa.

Para el diagnóstico y tratamiento de la IPE post pancreatitis aguda, se recomienda realizar la determinación de elastasa fecal y considerar iniciar tratamiento cuando los niveles son inferiores a 200 μg/g. Los controles regulares, que incluyen evaluación clínica, parámetros nutricionales y elastasa fecal, son fundamentales para monitorizar la respuesta al tratamiento.

El principio de la determinación cuantitativa de elastasa pancreática implica un inmunoensayo turbidimétrico mejorado con partículas en extractos fecales. En este proceso, los extractos fecales se mezclan con partículas de poliestireno recubiertas con anticuerpos específicos contra la elastasa pancreática, y la turbidez resultante se correlaciona con la concentración de elastasa pancreática, permitiendo su cuantificación.

¿Qué soluciones ofrece Kabla?

turbi

Ensayo inmunoturbidimétrico (PETIA) CerTest Turbilatex

Es una prueba inmunocromatográfica de un sólo paso para la detección semi-cuantitativa simultánea de hemoglobina humana (hHb) y transferrina humana (hTf) en muestras de heces. CerTest FOB + Transferrin card test ofrece un ensayo de cribado sensible, sencillo y no invasivo para realizar un diagnóstico presuntivo de sangrado gastrointestinal.

turbi

Ensayo inmunoturbidimétrico (PETIA) CerTest Turbilatex

Es una prueba inmunocromatográfica de un sólo paso para la detección semi-cuantitativa simultánea de hemoglobina humana (hHb) y transferrina humana (hTf) en muestras de heces. CerTest FOB + Transferrin card test ofrece un ensayo de cribado sensible, sencillo y no invasivo para realizar un diagnóstico presuntivo de sangrado gastrointestinal.

Casos de Cáncer de Próstata a la Alza, disminución de pruebas de PSA una posible causa

Si bien los hombres pueden consolarse con un nuevo informe del gobierno que muestra que los casos de cáncer de próstata han disminuido en general en las últimas dos décadas, el mismo análisis encuentra que…

l manejo efectivo de diversas condiciones médicas, especialmente cuando se trata de identificar y abordar el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) y sus complicaciones asociadas…