Día mundial del corazón 2016

Día mundial del corazón 2016

Bajo el lema “Yo trabajo con corazón”, los integrantes de la Federación Mundial del Corazón, celebran en más de 100 países, el décimo aniversario del Día Mundial del Corazón.

Las enfermedades cardíacas afectan la calidad de vida de millones de mexicanos, son la causa principal de muerte y uno de los grandes desafíos para la salud de las sociedades.

Los cambios adversos en los estilos de vida acompañantes a la industrialización, urbanización y un discreto incremento en el ingreso económico han propiciado un mayor grado de exposición a los factores de riesgo cardiovascular que están en estrecha relación a la manera en que vivimos.

Las enfermedades cardíacas son la primera causa de muerte en el mundo. Según cifras oficiales, a nivel mundial, 30 por ciento de las muertes son consecuencia de enfermedades cardiovasculares; de continuar esta tendencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2030 morirán cerca de 23,3 millones de personas a causa de estos padecimientos.

En México, se registran en promedio 289 muertes al día a causa de enfermedades cardiovasculares.

Si bien el incremento en las cifras de población con enfermedades cardiacas ha ido en aumento debido al crecimiento de la población de más de 60 años –ya que la prevalencia de padecimientos cardiovasculares es frecuente en los adultos mayores– la obesidad y sus factores asociados, la diabetes y la hipertensión, ganan terreno como el principal factor de riesgo cardiovascular.

Para más información veamos la siguiente infografía sobre datos mundiales relacionados a las enfermedades cardiovasculares

Infografía enfermedades cardiacas

La medición del riesgo de contraer Enfermedades Cardiovasculares, una prioridad para todos

La medición del riesgo de contraer Enfermedades Cardiovasculares, una prioridad para todos

Las Enfermedades Cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. Según cifras oficiales, a nivel mundial, 30 por ciento de las muertes son consecuencia de enfermedades cardiovasculares; de continuar esta tendencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en 2030 morirán cerca de 23,3 millones de personas a causa de estos padecimientos.

Causas de Muerte por Enfermedades Cardiovasculares en MéxicoEn México, se registran en promedio 289 muertes al día a causa de enfermedades cardiovasculares.

Si bien el incremento en las cifras de población con enfermedades cardiacas ha ido en aumento debido al crecimiento de la población de más de 60 años –ya que la prevalencia de padecimientos cardiovasculares es frecuente en los adultos mayores– la obesidad y sus factores asociados, la diabetes y la hipertensión, ganan terreno como el principal factor de riesgo cardiovascular.

¿Qué métodos se usan para medir el riesgo de Enfermedades Cardiovasculares?

Existen 2 métodos entre muchos otros, que se han destacado por su aplicación general, particularmente en lo que se refiere a campañas de salud pública.

  • PRO (método Procam), popular en Europa, para los hombres entre las edades de 35-65 años.
  • FRA (Framingham Heart Study), popular en los EE.UU., tanto para hombres y mujeres entre las edades de 30-79 años.

Los factores que aumentan el riesgo de una persona para CHD incluido en el cálculo PROCAM son la edad, el colesterol LDL, colesterol HDL, triglicéridos, presión arterial sistólica, la diabetes mellitusy si la persona maneja historia familiar de Infarto de miocardio.

Los factores que aumentan el riesgo de una persona para CHD incluidos en el cálculo de Framingham son la edad, el colesterol total, colesterol HDL, presión arterial sistólica, si la persona ha tenido tratamiento para la hipertensión, y si fuman cigarrillos.

¿Cómo funcionan los métodos de evaluación para el análisis de enfermedades coronarias?

La puntuación de riesgo de Framingham es una función de riesgo multivariable que predice riesgo a 10 años de desarrollar eventos cardiovasculares (enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular, enfermedad arterial periférica o insuficiencia cardiaca). Las puntuaciones de sexo-específicas incorporan la edad, el colesterol total y las lipoproteínas alta densidad, la presión arterial sistólica, el tratamiento para la hipertensión, el tabaquismo y el estado diabético. Una puntuación por debajo del 10% se considera bajo, 10% -20% intermedio y >20% de riesgo máximo de 10 años de eventos cardiovasculares.

Ver Tabla Framingham

Los participantes de PROCAM fueron seguidos durante eventos agudos coronarios (infarto de miocardio, muerte súbita cardíaca) durante 10 años. La puntuación de riesgo calibrado incluyó; la edad, el colesterol LDL, el tabaquismo, el colesterol HDL, presión arterial sistólica, antecedentes familiares de infarto de miocardio prematuro, diabetes mellitus y los triglicéridos. Una puntuación por debajo del 10% se considera bajo, de 10% – 20% intermedio y >20% alto riesgo de eventos coronarios.

Ver Tabla PROCAM

 

Troponina, un marcador diagnóstico que puede salvar vidas

Troponina, un marcador diagnóstico que puede salvar vidas

¿Qué es la Troponina?

Las troponinas cardiacas son proteínas que forman parte de los mecanismos de regulación de la contracción del músculo cardiaco, están presentes en las fibras miocárdicas. La troponina es una proteína globular de gran tamaño, contiene tres subunidades polipeptídicas: troponina C (fijadora de calcio), troponina I (inhibidora de la interacción actina-miosina) y troponina T (fijadora de tropomiosina). En caso de encontrarse en niveles elevados, estas constituyen marcadores bioquímicos específicos de daño al miocardio.

Troponinas. Las llamadas Troponina I y troponina T se liberan cuando se lesiona el músculo cardíaco. Ambas son la mejor prueba diagnóstica que indica un infarto de miocardio. Así pues la troponina es utilizada para establecer diagnóstico diferencial y pronóstico de los pacientes que presenten un síndrome coronario agudo. Se ha demostrado a través de varios estudios que el uso de las pruebas de troponina puede mejorar no sólo los resultados médicos, sino que reducen la estancia hospitalaria y disminuyen costos de atención.

Acerca del Infarto Agudo al Miocardio
Infarto

El infarto agudo al miocardio es la principal causa de muerte de hombres y mujeres en todo el mundo. La cardiopatía isquémica se presenta cuando las arterias coronarias empiezan a disminuir su calibre o se bloquean, reduciendo el suministro de oxígeno al músculo cardiaco (miocardio), por interrupción o deficiencia del flujo sanguíneo, generando un Síndrome agudo coronario, que puede presentarse como una angina inestable o un infarto agudo al miocardio dando lugar a necrosis y muerte tisular.

Un infarto al miocardio es una urgencia médica por definición y se debe buscar atención médica inmediata. Las demoras son un error grave que cobra miles de vidas cada año. El pronóstico vital de un paciente con infarto depende de la extensión del mismo (es decir, la cantidad de músculo cardíaco perdido como consecuencia de la falta de irrigación sanguínea) y la rapidez de la atención recibida.

La atención al paciente que presenta un cuadro sugestivo de ser un infarto debe ser prioritaria, estando en los sistemas de triaje como una atención de máximo nivel. Un ataque al corazón es una emergencia médica, por lo que demanda atención inmediata. El objetivo principal en la fase aguda es salvar la mayor cantidad posible de miocardio y prevenir complicaciones adicionales.

 

¿Cómo se diagnóstica el Infarto Agudo al Miocardio?

1. Historia clínica de dolor de pecho isquémico que dure por más de 30 minutos. 

2. Electrocardiograma (ECG). 

Es el primer auxiliar del que disponemos y aunque con limitaciones, es de indudable valor. Tomado aisladamente puede tener baja sensibilidad para IAM en las primeras horas, en el que puede no ser diagnóstico en el 50% de los casos. Es bueno recordar que este es el tiempo en el que por lo general se tienen que tomar decisiones.

El electrocardiograma (ECG) mide y registra la actividad eléctrica del corazón. Es el primer paso a realizar y ante la sospecha de un infarto, el paciente se monitorea de forma continua con un ECG. Es útil tanto para determinar la gravedad del problema como para el tratamiento óptimo inmediato. También es muy importante el papel que desempeña en otras situaciones graves. En general, su mayor utilidad es por su capacidad de diferenciar las siguientes condiciones:

Angina (los resultados de los análisis de sangre u otras pruebas no muestran graves alteraciones y el dolor en el pecho se resuelve). La mayoría de los pacientes con angina pueden volver a casa. Angina inestable (los análisis de sangre no muestran marcadores positivos de infarto pero el dolor en el pecho persiste). La angina inestable es potencialmente grave.

Infarto no Q (los análisis de sangre sugieren que se ha producido un infarto pero, en muchos casos, la lesión en las arterias es menos grave que en un infarto completo).

3. Diagnóstico enzimático de Troponina.

El diagnóstico por el laboratorio se establece en base a los cambios en las concentraciones de las enzimas presentes en el músculo cardiaco, que pueden llegar a niveles muy elevados en casos de isquemia o necrosis tisular.

La reciente introducción de ensayos específicos de Troponina cardiaca en el Laboratorio, ha representado un cambio en los marcadores bioquímicos cardiacos que eran usados para el diagnóstico de el daño por cardiopatía isquémica.

La determinación de Troponina, nos permite distinguir a pacientes con infarto agudo al miocardio, de aquellos que presentan dolor en el pecho que no es de origen cardiaco. Así pues, la determinación de troponina es utilizada para establecer el diagnóstico diferencial y el pronóstico de los pacientes que presenten un Síndrome agudo coronario.

Las troponinas cardiacas (cTn) son proteínas que forman parte de los mecanismos de regulación de la contracción del músculo cardiaco, están presentes en las fibras miocárdicas. Las isoformas cardiacas específicas son: Troponina T cardiaca (cTnT) y Troponina I cardiaca (cTnI), que pueden ser medidas en el Laboratorio utilizando sistemas inmunoenzimáticos. La cTnT fue descrita en 1989 y la cTnI en 1992, y en la actualidad son consideradas el estándar de oro dentro de los marcadores bioquímicos para el diagnóstico del daño miocárdico, arrebatándole el título a la CK-MB la cuál no tiene un papel pronóstico para los pacientes con síndrome agudo coronario. La cTnT aparece en el plasma en casos de isquemia o muerte tisular, con una especificidad del 98% para el infarto agudo al miocardio; es un marcador temprano, que refleja datos sobre la extensión y evolución del mismo, también se utiliza en el diagnóstico de microinfartos en pacientes con angina inestable y en la monitorización de la fibrinolisis.

Estos criterios de la OMS fueron redefinidos en el 2000 para dar predominio a los marcadores cardíacos. De acuerdo con las nuevas disposiciones, un aumento de la troponina cardíaca, acompañada de síntomas típicos, de ondas Q patológicas, de elevación o depresión del segmento ST o de intervención coronaria, es suficiente para diagnosticar un infarto de miocardio. El diagnóstico clínico del IAM se debe basar, entonces, en la conjunción de los tres siguientes datos: dolor característico, cambios electrocardiográficos sugestivos y elevación de las enzimas, y debe tenerse presente que esta última puede no presentarse en forma oportuna, por lo que los dos primeros cambios deberán tomarse en cuenta para iniciar la reperfusión a la brevedad posible.

La ventaja del Point of Care para el Diagnóstico de la Troponina

El uso de pruebas rápidas que puedan realizarse en un entorno cercano al paciente de manera precisa, permite acelerar el tiempo de respuesta en el diagnóstico de un infarto agudo al miocardio. Teniendo las siguientes ventajas:

  • Una mejor atención al paciente, con mejores posibilidades de brindar un tratamiento oportuno.
  • Una mejor asignación de prioridades para las áreas de emergencias incrementando la productividad y calidad del hospital y/o Centro de Atención.
Diabetes, principal causa de enfermedad cardíaca

Diabetes, principal causa de enfermedad cardíaca

¿Qué es la Diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

De acuerdo con la ADA, la diabetes se clasifica en cuatro grupos:

Tipo 1: resultante de la destrucción de las células β del páncreas, usualmente llevando a una deficiencia absoluta de insulina, la mayoría de ellas de origen autoinmune.

Tipo 2: resultante de un defecto progresivo de la secreción de insulina, en el contexto de resistencia gradual a la insulina.

Gestacional: la que se diagnostica en el curso del embarazo.

Otros tipos debido a distintas causas: por ejemplo, defectos genéticos en la función de las células β del páncreas, defectos genéticos en la acción de la insulina, enfermedades exocrinas del páncreas como la fibrosis quística, y la diabetes inducida por drogas o químicos, entre otros.

Los Efectos de la Diabetes

Un estado hiperglucémico se manifiesta por daño a múltiples órganos, siendo la primera causa deceguera, de falla renal y de amputaciones en los adultos, y una de las principales causas de enfermedad cardiaca y de trombosis.

La Diabetes en Cifras

Cifras de la Diabetes en MéxicoDe acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, en el mundo existen más de 387 millones de personas que padecen Diabetes, de los cuales se reportan 9 millones de casos en México. Tan solo en nuestro país se calcula que más de 2 millones de casos no han sido aún diagnosticados. Esto significa una prefalencia nacional de 11.77% en población de 20-79 años, lo cual la coloca como una de las primeras causas de muerte en México.

En nuestro país la diabetes es una cuestión crítica en materia de salud pública, toda vez que la OCDE ubica a México en el primer lugar en la prevalencia de diabetes mellitus en la población de entre 20 y 79 años.

 

Prevalencia de diabetes mellitus en población adulta entre 20 y 79 años de edad. Países de la OCDE 2010

Prevalencia de diabetes mellitus en población adulta entre 20 y 79 años de edad. Países de la OCDE 2010