Los 10 mejores artículos del 2017

Los 10 mejores artículos del 2017

Conoce los diez mejores artículos de lo que se lanzó en el 2017

“Kabla Diagnósticos”

¿Porqué es importante detectar las causas de las alergias?
La importancia de realizar una prueba de Estreptococo Grupo B en el Embarazo
La Infertilidad Masculina: Causas, Detección, Tratamiento Y Prevención
RSV, no es juego de niños
Las Pruebas Rápidas de Influenza – en la mira de la FDA
La Diabetes Gestacional, su diagnóstico a tiempo es crucial en el desarrollo del embarazo
¿Cuándo utilizar Diagnóstico Point of Care y Cuándo no?
ToRCH y su importancia para el diagnóstico de infecciones transmitidas verticalmente
La sepsis materna y neonatal prevenible es una prioridad crítica para la OMS y Global Sepsis Alliance
Acerca de la Temporada de Influenza 2017-2018
Acerca de la Temporada de Influenza 2017-2018

Acerca de la Temporada de Influenza 2017-2018

Acerca de la Temporada de Influenza 2017-2018

“Kabla Diagnósticos”

En una reciente columna del diario Milenio, El Dr. Luis Eugenio Todd habla acerca de los riesgos de la Influenza en esta temporada invernal 2017 – 2018. Menciona que según datos de la Organización Panamericana de la Salud – “Nuevas y viejas cepas están circulando en forma epidémica y pueden representar un serio problema socioeconómico para la nación y la comunidad”

El Dr. Todd agrega “Estudios recientes aseguran que las clásicas cepas de la influenza, A, B y H1N1, están cambiando de forma y dejan aparecer tendencias epidemiológicas serias en esta época invernal, en la que se pierden miles de vidas de niños y de adultos de la tercera edad”.

A continuación compartimos algunas preguntas frecuentes publicadas por la CDC de los Estados Unidos en lo relacionado a la temporada de Influenza 2017 – 2018.

Cuándo comenzará la actividad de la influenza y cuándo alcanzará su punto máximo?

La época en que circula la influenza es muy impredecible y puede variar en diferentes partes del país y de una temporada a la otra. Los virus de influenza estacional se pueden detectar todo el año; sin embargo, la actividad de influenza estacional suele comenzar en octubre y noviembre y continuar hasta mayo. La actividad de la influenza alcanza su punto máximo en los Estados Unidos entre diciembre y febrero.

¿Cuántas personas se enferman a causa de la influenza cada año?

Se desconoce la cantidad exacta de enfermedades por influenza que ocurren cada temporada ya que la influenza no es una enfermedad de notificación obligatoria y no todas las personas que la padecen buscan atención médica o se hacen pruebas diagnósticas. Los CDC llevan a cabo la vigilancia de la actividad de la influenza durante todo el año mediante varios sistemas de vigilancia como la Red de Vigilancia de Enfermedades Similares a la Influenza en Pacientes Ambulatorios (ILINet, por sus siglas en inglés), que recoge información sobre la enfermedad en pacientes ambulatorios, y la FluSurv-Net, que recoge información sobre las hospitalizaciones. Para obtener más información, consulte la página Visión general de la vigilancia de la influenza en los EE. UU. de los CDC. Sin embargo, para calcular la carga real que representa la enfermedad de la influenza en los Estados Unidos, incluido el total de casos de influenza, los CDC utilizan modelos matemáticos que combinan con los datos de estos sistemas tradicionales de vigilancia de la influenza. Los CDC calculan que la influenza ha provocado entre 9.2 millones y 35.6 millones de enfermedades anualmente en los Estados Unidos desde el 2010. Para obtener más información sobre estos cálculos, consulte la página Carga de la enfermedad de la influenza de los CDC.

¿Cuántas personas son hospitalizadas por influenza cada año?

Los CDC calculan la cantidad total de hospitalizaciones asociadas a la influenza en los Estados Unidos. Mientras que los sistemas de vigilancia de la influenza de los CDC, como FluSurv-NET, monitorean los índices de hospitalizaciones asociadas a la influenza en los Estados Unidos, la vigilancia de la influenza tiene sus limitaciones ya que la mayoría de los sistemas de vigilancia solo obtienen porciones de la población de los EE. UU. y, en algunos casos, pueden reportar incorrectamente una enfermedad grave, incluidas las hospitalizaciones por influenza. Por esta razón, los CDC también utilizan el modelo matemático para completar los datos sobre la carga de la enfermedad. Desde el 2010, los CDC calculan que la influenza ha provocado entre 140 000 y 710 000 hospitalizaciones al año. Para obtener más información, consulte la página Carga de la enfermedad de la influenza de los CDC.

¿Cuántas personas mueren a causa de la influenza por año?

Aunque las muertes por influenza en niños debe reportarse a los CDC, las muertes por influenza en adultos no son de notificación obligatoria a nivel nacional. Los CDC utilizan los datos de mortalidad que recopila el Centro Nacional de Estadísticas de Salud para monitorear los niveles relativos de muertes asociadas a la influenza. Este sistema lleva un registro de la proporción de certificados de defunción procesados que indican que la neumonía o la influenza fue la causa subyacente de muerte o que la propiciaron teniendo en cuenta el total de muertes informadas. Este sistema brinda un indicio general de si la cantidad de muertes asociadas a la influenza es elevada pero no arroja un número exacto de la cantidad de personas que murieron a causa de la enfermedad. Para obtener más información, consulte Visión general de la vigilancia de la influenza en EE. UU, “vigilancia de la mortalidad”.

Como sucede con los casos de influenza, las visitas al médico y las hospitalizaciones, los CDC también calculan las muertes en los Estados Unidos mediante un modelo matemático. Los CDC estiman que entre 2010-2011 y 2013-2014, las muertes asociadas a la influenza en los EE. UU. oscilaron de apenas unos 12 000 casos (durante la temporada 2011-2012) a 56 000 (durante la temporada 2012-2013). Los datos del certificado de defunción y la información semanal de vigilancia del virus de la influenza fueron utilizados para calcular cuántas muertes relacionadas con la influenza se produjeron entre personas cuya causa de muerte subyacente se mencionó en el certificado de defunción como enfermedad respiratoria o circulatoria. Para obtener más información, consulte Cálculo de muertes asociadas a la influenza estacional en los Estados Unidos y la página Carga de la enfermedad de la influenza de los CDC.

¿Por qué es difícil conocer con exactitud la cantidad de personas que mueren por la influenza?

Existen varios factores que hacen que sea difícil determinar con precisión la cantidad de muertes producidas por la influenza, independientemente de si se informaron. Algunos de los retos para contabilizar las muertes asociadas a la influenza incluyen lo siguiente:

  • la enorme cantidad de casos de muerte,
  • la falta de pruebas (no se realizan las pruebas de la influenza a todas las personas que mueren con alguna enfermedad similar a la influenza),
  • y la diferente codificación de cada muerte (las muertes asociadas a la influenza son a menudo el resultado de complicaciones secundarias por problemas médicos subyacentes, que puede ser difícil de clasificar).

D3 Ultra Respiratory Virus Screening

El kit de detección e identificación de virus respiratorios de D3 Ultra ™ DFA (anticuerpo fluorescente directo) está destinado a la detección cualitativa e identificación de virus influenza A, influenza B, virus respiratorio sincitial (RSV), adenovirus, parainfluenza 1, parainfluenza 2 y parainfluenza 3 en muestras respiratorias, por detección directa o método de cultivo celular, mediante inmunofluorescencia usando anticuerpos monoclonales fluoresceinados (MAbs).

D3 FastPoint Respiratory Virus Identification

D3 FastPoint es una tecnología utilizada para la detección cualitativa e identificación de los virus, Influenza A, Influenza B, Virus Respiratorio Sincitial, Metapneumovirus, Adenovirus, además para detectar la presencia de virus de Influenza tipo 1,2 y 3 en muestras nasales y nasofaríngeas y muestras por aspiración/lavado de pacientes con signos y síntomas de infección respiratoria, por detección directa de inmunofluorescencia utilizando anticuerpos monoclonales fluoresceinados.

Prueba de Influenza A y B

La prueba de Influenza A+B QuickVue® permite la detección cualitativa rápida de los antígenos de la gripe tipos A y Bdirectamente de una torunda nasal, una torunda nasofaríngea, muestras de aspiración o lavado nasal. Esta prueba está diseñada para utilizarse como ayuda en el diagnóstico diferencial rápido de una infección aguda con el virus de la gripe tipo A o B.

La prueba de FIA (inmunoensayo por fluorescencia) de Influenza A+B para utilizarse con el sistema Sofia® de Quidel®, utiliza una tecnología avanzada de inmunofluorescencia para la detección de antígenos del virus de la Influenza A y B. La prueba se puede realizar con muestras de exudado nasal o nasofaríngeo (torundas) y muestras de aspirado o lavado nasofaríngeo obtenidas directamente del paciente sintomático.

Viasure Multiplex Flu A, Flu B & RSV

VIASURE Flu A, Flu B & RSV Real Time PCR Detection Kit está diseñado para la identificación y diferenciación específica de Influenza A, Influenza B y/o Virus Respiratorio Sincitial humano (RSV) en muestras respiratorias procedentes de pacientes con signos y síntomas de infección respiratoria. El uso previsto del test, es facilitar el diagnóstico de pacientes con sintomatología, riesgo clínico y epidemiológico.
Día Mundial de la lucha contra el SIDA

Día Mundial de la lucha contra el SIDA

Día Mundial del SIDA

“Kabla Diagnósticos”

Mensaje de ONUSIDA – El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), a propósito del día mundial del VIH.

En este Día Mundial del Sida, queremos subrayar la importancia del derecho a la salud y los desafíos que enfrentan las personas que viven con el VIH para satisfacer ese derecho.

El derecho a la salud es un derecho humano fundamental todas las personas tienen el derecho de gozar del mayor nivel posible de salud física y mental consagrado en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

El mundo no alcanzará los Objetivos de Desarrollo Sostenible entre ellos el de poner fin a la epidemia de sida para 2030— si las personas no satisfacen su derecho a la salud. El derecho a la salud guarda interrelación con una serie de otros derechos, entre ellos de saneamiento, alimentación, vivienda digna, condiciones laborales saludables y de un entorno sano.

El derecho a la salud significa muchas cosas diferentes: que ninguna persona tenga mayor derecho a la salud que cualquier otra; que exista una infraestructura de servicios de atención sanitaria adecuada; que los servicios de atención sanitaria sean respetuosos y no discriminatorios, y que la atención sanitaria sea la adecuada en términos médicos y de buena calidad. Pero el derecho a la salud es más que eso: al satisfacerlo, los sueños de las personas y las promesas se pueden cumplir.

Cada Día Mundial del Sida traemos a la memoria a nuestros familiares y amigos que murieron de enfermedades relacionadas con el sida, y renovamos nuestro compromiso de solidaridad con todas las personas que viven con el VIH o están afectadas por este.

Desde el comienzo, la respuesta al sida se construyó sobre la base del derecho fundamental a la salud y el bienestar. La comunidad de personas comprometidas con la respuesta al sida fomentó sistemas para la salud basados en los derechos, y para acelerar los esfuerzos para que el mundo comprendiera qué es el VIH: cómo prevenirlo y cómo tratarlo.

Demasiadas personas especialmente las más marginadas y más afectadas por el VIH todavía bregan para tener acceso a los servicios sanitarios y sociales que necesitan con urgencia. Todos debemos continuar hombro a hombro junto a los olvidados y exigir que a nadie se le nieguen sus derechos humanos.

Este año hemos visto acciones significativas en la consecución de los objetivos de tratamiento 90-90-90 con miras a acabar con la epidemia de sida en 2030. Cerca de 21 millones de personas que viven con el VIH se encuentran ahora en tratamiento y las nuevas infecciones por el VIH y las muertes relacionadas con el sida están disminuyendo en muchas partes del mundo. Sin embargo, no debemos darnos por satisfechos. En Europa oriental y Asia central, las nuevas infecciones por el VIH han aumentado 60% desde 2010 y las muertes relacionadas con el sida, 27%. África occidental y central todavía permanecen en el olvido. Dos de cada tres personas no tienen acceso al tratamiento. No podemos tener un abordaje a dos velocidades para poner fin a la epidemia de sida.

A pesar de todos los éxitos, aún no hemos acabado con la epidemia. Pero asegurarnos de que todas las personas de todas partes tengan acceso al derecho a la salud lo hace posible.

Acerca del programa 90 – 90 – 90

Acabar con la epidemia de sida es más que un compromiso histórico con los 39 millones de personas que han muerto a causa de esta enfermedad. También representa una oportunidad de gran trascendencia con la que sentar las bases de un mundo más sano, justo y equitativo para las generaciones futuras. Acabar con la epidemia de sida impulsará esfuerzos más amplios en materia de salud y desarrollo, y demostrará lo que se puede conseguir a través de la solidaridad mundial, las medidas empíricas y la colaboración multisectorial.
Aunque harán falta muchas estrategias para acabar definitivamente con la epidemia de sida, una cosa está clara: será imposible terminar con la epidemia sin proporcionar el tratamiento del VIH a todos aquellos que lo necesiten. Mientras el mundo reflexiona sobre el camino que se ha de seguir después de la fecha límite de 2015 en lo que respecta a los objetivos y compromisos adoptados en la Declaración Política sobre el VIH/ sida de 2011, se hace necesario un objetivo para escribir el último capítulo de la epidemia de sida, promover la responsabilidad y unir a las distintas partes interesadas en un esfuerzo común.
Mientras que los anteriores objetivos en materia de sida buscaban conseguir un incremento gradual en la respuesta, la meta después de 2015 es nada menos que el fin de la epidemia de sida para el año 2030.
En diciembre de 2013, la Junta Coordinadora del Programa de ONUSIDA recurrió a ONUSIDA a fin de respaldar los esfuerzos nacionales y regionales para establecer objetivos nuevos en materia de tratamiento del VIH después del 2015. A modo de respuesta, las partes interesadas han llevado a cabo una serie de consultas sobre nuevos objetivos en todas las regiones del mundo. A escala mundial, las partes interesadas se han reunido en negociaciones temáticas sobre sociedad civil, medicina de laboratorio, tratamiento pediátrico antirretrovírico, adolescentes y otros asuntos clave.
Ahora, un fuerte impulso está llevando a reescribir el tratamiento del VIH y a considerar un objetivo final ambicioso pero a la vez alcanzable:
  • Que en 2020 el 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico respecto al VIH.
  • Que en 2020 el 90% de las personas diagnosticadas con el VIH reciban terapia antirretrovírica continuada.
  • Que en 2020 el 90% de las personas que reciben terapia antirretrovírica tengan supresión viral.

En Kabla colaboramos con los objetivos 90-90-90 de ONUSIDA

En la actualidad Kabla cuenta con soluciones point of care para la detección de ETS.

La detección de la presencia de infecciones de transmisión sexual representa la oportunidad de disminuir la posibilidad de contagios y brindar al paciente un tratamiento correspondiente.

Así mismo Kabla ademas de ofrecer promueve el uso de pruebas rápidas para incrementar el alcance de diagnóstico a pacientes infectados por HIV. La solución es una detección temprana, por lo que brinda la oportunidad de una mejor calidad de vida para el paciente, y un menor riesgo de contagio.

Kabla ofrece soluciones de diagnóstico para la detección del VIH

VIH Insti

La prueba para detección de VIH más rápida del mundo.

Resultados en solo un minuto.

VIH INTEC

Prueba rápida para la detección de

anticuerpos anti VIH 1/2  en sangre entera, suero o plasma.

Elisa VIH

Prueba para la detección de HIV

por el método Elisa

Las Pruebas Rápidas de Influenza – en la mira de la FDA

Las Pruebas Rápidas de Influenza – en la mira de la FDA

Las Pruebas Rápidas de Influenza – en la mira de la FDA

“Kabla Diagnósticos”

Las autoridades en materia de regulación sanitaria, han establecido nuevos estándares para las pruebas de Influenza – que entran en vigor a partir de Enero. Estas normas le ayudan a usted, el usuario, a no utilizar pruebas que tengan muy baja sensibilidad sobretodo al pasar de los años y aparecer nuevas cepas de influenza. Lo anterior para evitar un riesgo de diagnóstico erróneo y/o gastos innecesarios.
Cuando se trata de diagnosticar infecciones virales, identificar correctamente la influenza en un paciente puede ser más difícil de lo que parece. Incluso a medida que los diagnósticos en el punto de atención se vuelven más sofisticados, los médicos aún a veces dependen de los métodos que llegaron a la clínica en la década de 1990 porque son más rápidos que otras pruebas. Pero estas pruebas rápidas de diagnóstico de la influenza (RIDT) se han demostrado en los últimos años tener fallas propias.
En un taller reciente en el Simposio de Virología Clínica aquí esta semana, el profesor de la Universidad de Columbia Daniel Green describió las virtudes y debilidades de los RIDT, señalando que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. Recientemente cambió su clasificación de estas pruebas para asegurar que lo más sensible y específico posible.
Según Green, existen tres métodos principales para detectar la gripe en una muestra de un paciente: cultivo viral, detección de antígeno y pruebas de ácido nucleico. Las culturas virales, aunque precisas, tardan demasiado en ser útiles en la clínica. Cuando el tratamiento inmediato puede afectar significativamente a un paciente, esperar 48 horas para los resultados de la prueba no tiene sentido. Y aunque las pruebas de ácidos nucleicos (Biología Molecular) están ganando popularidad debido a su velocidad y precisión, todavía son prohibitivamente caras para ser ampliamente utilizadas, y su complejidad a veces puede requerir personal de laboratorio especializado que no todos los hospitales tienen, dijo Green.
Eso deja a las Pruebas Rápidas, que solo tardan unos minutos en devolver un resultado y son relativamente baratos. Se aplica una muestra a una tira de prueba, que detecta partículas virales usando anticuerpos incrustados en la tira. Las pruebas más nuevas incluso vienen con lectores automáticos para reducir la posibilidad de error humano al determinar los resultados.
Pero estas pruebas también son menos sensibles que las pruebas de cultivo o de ácidos nucleicos, dijo Green. No tienen la capacidad de subtipar virus, y estudios recientes han demostrado que su sensibilidad oscila entre el 50 y el 70 por ciento. De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, su valor predictivo negativo no es lo suficientemente alto como para confiar en resultados negativos sin verificación con más pruebas, dijo Green.
El problema de sensibilidad de los RIDT salió a la luz durante la pandemia de gripe H1N1 2009. Un estudio en ese momento encontró que el rendimiento de RIDT varía, dependiendo del nivel de virus en una muestra determinada. En las concentraciones más bajas de carga viral, el rendimiento de estas pruebas es inadecuado, dijo Green. Otro estudio de H3N2 mostró que algunos ensayos ni siquiera pueden detectar cepas virales cuando están presentes en niveles elevados en una muestra de pacientes.
Para resolver este problema, la FDA convocó a un panel asesor sobre Pruebas Rápidas de Influenza en 2013. Luego de un período de estudio y comentarios públicos, la agencia los reclasificó de Clase I a Clase II con controles especiales. Los diagnósticos in vitro de clase I son dispositivos de bajo riesgo para los cuales los controles generales, como el registro de las instalaciones de fabricación y los procedimientos de control de calidad, son suficientes, dijo Green. Los dispositivos de Clase II son aquellos que presentan un mayor riesgo para los pacientes si su efectividad se ve comprometida de alguna manera. Estos dispositivos requieren controles especiales además de los controles generales: estándares de rendimiento, vigilancia posterior a la comercialización, revisión por parte de la FDA según los procedimientos 510 (k), etc.
La FDA determinó que los controles especiales para las Pruebas Rápidas incluirían estándares mínimos de rendimiento, verificación de resultados contra métodos de referencia, monitoreo anual y provisiones para emergencias de salud pública, según Green.
Para establecer estándares mínimos de sensibilidad, la agencia se centró en las pruebas que se eliminaron en los últimos cinco años porque tendían a demostrar una sensibilidad algo mayor. También determinó que los fabricantes de Pruebas Rápidas tendrían que obtener el permiso 510 (k) para certificar que cualquier prueba nueva cumple con los estándares mínimos de rendimiento. De acuerdo con las nuevas regulaciones, los productos viejos deben retirarse del mercado en enero de 2018 o deben modificarse para cumplir con los nuevos criterios.
Las pruebas deben compararse con los métodos de referencia, como el cultivo viral o las pruebas de amplificación de ácidos nucleicos, dijo Green. Si se compara con el cultivo viral, el RIDT debe tener una sensibilidad de al menos 90 por ciento para detectar Influenza A y 80 por ciento para detectar Influenza B. En comparación con las pruebas de ácido nucleico, los RIDT deben tener sensibilidad de al menos 80 por ciento para detectar ambos Influenza A y B.
Además, debido a la reclasificación, todos los fabricantes deben realizar pruebas analíticas anuales de sus RIDT con cepas contemporáneas de la gripe, incluidas cepas vacunales, con paneles proporcionados por el CDC. El protocolo implica pruebas de paneles de virus en tres diluciones diferentes: para afirmar que un RIDT detecta una cepa determinada de la gripe, el fabricante debe demostrar que la prueba puede detectar al menos una dilución de esa cepa. Si no puede, entonces el etiquetado debe reflejar esa limitación.

Y finalmente, dijo Green, los fabricantes deben tomar medidas para las emergencias de salud pública al probar la reactividad de sus Pruebas Rápidas con las nuevas cepas.

Las pruebas de Influenza de Kabla, cumplen con los nuevos estándares?

Sí, las líneas de pruebas rápidas QuickVue y Sofia han cumplido con los estándares y demostrado tener una alta sensibilidad para una utilidad diagnóstica en pacientes sintomáticos.

Cómo saber si una marca no ha demostrado cumplir con los nuevos estándares FDA para pruebas rápidas de Influenza?

Es importante que todas las pruebas a practicarse, estén en cumplimiento con estos nuevos estándares. Las marcas que no lo hacen, estarían fuera del mercado de los Estados Unidos pero quizás si estarían disponibles en otros países como en México – por lo que es recomendable exigir estudios independientes que demuestren la sensibilidad y especificidad con las cepas mas actuales del virus.